La música alegra el alma

La música alegra el alma

Volvemos a la oficina, a la rutina… Nuestras caras pueden estar un poco grises, nuestro entorno también… nos mimetizamos. El rayito de sol sale cuando alguien sintoniza una emisora de radio molona o alguien pone su playlist favorita y suena de fondo una melodía que nos recuerda al verano, a las vacaciones, o bien, a algún momento del año en el que hemos disfrutado. Siempre he pensado que me gustaría tener un hilo musical acompañándome en mi vida, una banda sonora que me alegrara o acompañara todos los momentos del día.

 

Justo hoy he leído una frase de estas que circulan por la red que “Una de las pocas actividades que estimula y utiliza el cerebro por completo es la música”. Está comprobado que la música alegra el alma, a las personas, puesto que escuchar música tranquila disminuye el estrés, refuerza la salud (ya que refuerza la frecuencia cardíaca y disminuye la presión arterial. También estimula el cerebro ya que mejora la capacidad de concentrarse durante más tiempo, y promueve un estado de calma. No solamente provoca bienestar y aumenta la creatividad, sino que el efecto dura aún después que la música haya dejado de sonar. La música también une a personas que comparten una pasión similar. Ayuda a conocerse gracias a una comunicación fluida y a unir grupos.

 

Es por eso que pensando en lo que se disfruta escuchando música y los beneficios que esta tiene deberíamos crear algo relacionado con ella. Y… ¿Por qué no dar un paso más? Hacer partícipes a los participantes de la actividad y hacerles cantar! Dicen que “quien canta sus males espanta”, así que hay que aprovechar los beneficios de la música y del cantar. Es así como creamos junto con Carla Habermayer, cantante profesional, varias actividades relacionadas con cantar. Hay que ver cómo disfrutan las personas y como se abren a sus compañeros, clientes, etc. y comparten momentos de distensión, la comunicación fluye, se crea la sensación de comunidad, integra y aumenta la autoestima… Por otra parte, también creamos otra actividad pero ya con un nivel más avanzado, en lugar de hacer una actuación, pasando por un estudio profesional y grabar una canción. ¡Qué profesionalidad y qué recuerdo para todos!!

 

Cuando veo a las personas disfrutar y ser felices estoy contenta de este proyecto en el que me he embarcado, con el objetivo de poner mi granito de arena en el cambio en la cultura de empresa. Equipos felices, grandes resultados para la empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR